$ s

Laboratorios Bagó sería la guarida del Ratón Pérez: su planta de 4 y 61 estaría minada de roedores

“Las ratas invadieron parte del enorme edificio de 4 y 61 y también sus alrededores, generando gran conmoción entre los que trabajamos en el lugar. Queremos que esto se sepa porque estamos poniendo en riesgo nuestras vidas y las de quienes consuman los medicamentos que aquí producimos y envasamos”, dicen los trabajadores de Laboratorios Bagó en La Plata.

El miércoles 22 de mayo de 2019, hace un año y medio, los herederos y el CEO de Laboratorios Bagó, el mayor emporio de producción y distribución de medicamentos de Argentina, visitaron su planta platense para inaugurar una nueva unidad productiva que les permitiría duplicar la producción de inyectables, para de esta manera exportar sus renombrados y prestigiosos productos a Latinoamérica y el sudeste asiático.

Allí estuvo la entonces gobernadora María Eugenia Vidal acompañada de medio gabinete, el intendente Julio Garro, concejales, diputados y senadores platenses.

En esa ampliación invirtieron más de 200 millones, cosa que habían decididounos tres años antes. Para ello, sumaron equipos de última tecnología en procesos que minimizan la exposición, renovaron filtros que aseguran la calidad del aire y toda la construcción se realizó con materiales lisos de fácil desinfección.

Con la nueva unidad productiva, Laboratorios Bagó alcanzaría las 16 millones de unidades anuales y un flujo continuo de 18.000 ampollas por hora en todas las etapas de producción.Para potenciar esta nueva infraestructura, se desarrolló un plan de capacitación y especialización para todo el personal involucrado en todo el proceso productivo, en el uso de nuevas tecnologías del más alto estándar a nivel global.

200 MILLONES DEFECADOS POR LAS RATAS

Los directores de la compañía Juan Pablo Bagó y Sebastián Bagó (h), los hijos de Sebastián, herederos naturales de la empresa y el gerente general de Laboratorios Bagó Argentina, Edgardo Vázquez, nunca pensaron que 18 meses después de semejante aparateada, se iban a ver en las noticias de un prestigioso portal informativo provincial en una posición tan incómoda y alarmante como la que hoy les presentamos.

Lo que sucede es que un grupo de empleados de la mencionada industria farmacéutica, denunciaron ante Primera Página una increíble e imperdonable falta de higiene en el laboratorio platense de calle 4 N° 1429 entre 61 y 62.

“Las ratas invadieron parte del enorme edificio y también los alrededores, generando gran conmoción entre los que trabajamos en el lugar. Queremos que esto se sepa porque estamos poniendo en riesgo nuestras vidas y las de quienes consuman los medicamentos que aquí producimos y envasamos”, señaló un trabajador de Bagó que pidió encarecidamente mantener el anonimato por temor a represalias laborales de la empresa.

“Hay excrementos de ratas por todos lados; los pisás, los ves cuando abrís cajores o subís a estanterías; los encontrás detrás de muebles o cuando movés cajas. Estamos muy preocupados y vemos que acá nadie soluciona semejante problema. Hasta que no pase algo grave no van a actuar  las autoridades de la empresa”, señaló indignada nuestra fuente informativa anónima.

LABORATORIOS BAGÓ, EMPRESA EN CRECIMIENTO

En el año del 85 aniversario de Laboratorios Bagó, inauguramos esta planta que confirma nuestro compromiso diario con la salud de los argentinos y el desarrollo del país. Destinadas específicamente a la producción de innovadores tratamientos para la salud, estas modernas instalaciones cumplen con exigentes estándares internacionales de calidad”, afirmó aquel miércoles 22 de mayo de 2019, Edgardo Vázquez.

Los inyectables que se producen en esta nueva planta abastecen el mercado argentino y se exportan a distintos países de Latinoamérica y el Sudeste Asiático (Brasil, Chile, Perú, Bolivia, China, Tailandia, entre otros).

Desde sus inicios, Laboratorios Bagó asumió el compromiso de construir una compañía farmacéutica de vanguardia y excelencia. El foco puesto en la Innovación y Desarrollo puede verse a lo largo de toda su historia: fue la primera compañía en producir fármacos a base de penicilina en el país y la primera compañía local en exportar sus productos a Europa. Tras crecer en la región, a mercados como Uruguay, Chile y México, en la última década impulsó la expansión a nuevos horizontes como África, Asia y más países de Europa.

En la actualidad, Laboratorios Bagó tiene presente sus innovadores productos en más de 50 países, 85 patentes obtenidas en 15 países por Investigación y Desarrollo propio y 11 plantas productivas estratégicamente distribuidas en Latinoamérica y Asia.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *