$ s

Apareció un platense perdido y creen que fue secuestrado

Apareció un hombre de Tolosa que llevaba varios días desaparecido. Según lo que había manifestado la familia días antes de su aparición, Hernán había dicho que tenía pensado suicidarse. De allí la desesperación de todos sus conocidos.

Apareció un platense perdido

Apareció un platense perdido y creen que fue secuestrado. Se trata de Hernán Gunther, de 45 años, pero todavía la situación es todo un misterio.

Había sido por última vez cuando salió de su casa ubicada en 28 entre 527 y 528 para ir a trabajar el domingo 20 de diciembre.

Fue localizado en el Hospital de Gonnet. Según contaron miembros de la familia, una persona lo llevó al hospital luego de verlo deambulando por la calle.

Apareció un platense perdido

Todavía no se sabe bien qué pasó porque él no quiere hablar, pero parece ser un secuestro. Lo largaron ayer todo golpeado”, indicaron.

Por suerte, gracias a Dios, ya está bien. Estuvo en el Hospital de Gonnet, le hicieron estudios pero ya está en su casa. Los golpes son internos y tiene el ojo machucado”, agregaron.

Según lo que había manifestado la familia días antes de su aparición, Hernán había dicho que tenía pensado suicidarse. De allí la desesperación de todos sus conocidos.

Por su parte, las autoridades se encuentran investigando qué fue lo que ocurrió. Apareció un platense perdido y creen que fue secuestrado.

Secuestro

Un secuestro, también conocido como delito contra la libertad,​ es un delito que consiste en privar de la libertad de forma ilícita a una persona o grupo de personas.

Normalmente durante un tiempo determinado, con el objetivo de obtener un rescate o el cumplimiento de otras exigencias en perjuicio del o los secuestrados o de terceros.

Las personas que llevan a cabo un secuestro se conocen como secuestradores o plagiadores (a veces también denominados raqueteros).

Muchas veces la libertad es «vendida» a cambio de otras situaciones, lo cual es conocido como secuestro extorsivo. El secuestro da pauta a la comisión de otros delitos, como el tráfico de menores y la trata de personas.

En este contexto, la lucha contra el secuestro parte del intercambio de información que se establece entre las diferentes instancias policiales, en relación con las estructuras, redes de comunicación y formas de operación de las organizaciones delictivas existentes.

Así como de las que vayan surgiendo, coordinándose con respecto a estas la investigación llevada a cabo por distintas instituciones hasta determinar si los indiciados o los detenidos pertenecen a la delincuencia organizada.

El secuestro también se presenta por envidia, tomando en la mayoría de los casos a los niños como rehenes, generalmente vinculados a intentos de venganza.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *