$ s

Algas en el río: van a estar todo el verano y aconsejan almacenar agua en casa

La directora del Instituto de Limnología habló sobre el fenómeno que amenaza la temporada de verano en el río de la Plata y la provisión de agua en la Región.

 

 

Algas en el río: La directora del Instituto de Limnología “Dr. Raúl A. Ringuelet” de La Plata (ILPLA, CONICET-UNLP-asociado a CICPBA), Nora Gómez, se refirió al problema ambiental que genera la imposibilidad de bañarse en la costa del río de la Plata y que el pasado lunes obligó a detener la producción de agua potable en la Planta Potabilizadora “Donato Gerardi de Punta Lara.

 

Algas en el río

“Desde hace algunos días la costa bonaerense presenta una fisonomía bastante distinta a la habitual. Como es sabido, una combinación de factores ambientales como la disminución del caudal del Río Paraná, las altas temperaturas, los efectos del fenómeno de La Niña y las consecuencias de la contaminación, que aporta materia orgánica y nutrientes, propició el desarrollo de la floración de las cianobacterias observada en el Río de la Plata”, explicó la científica platense.

Algas en el río

Y continuó: “Estas microalgas, emparentadas con las bacterias, son capaces de realizar fotosíntesis a través de pigmentos que le confieren la coloración verdeazulada que en los últimos días tiñó el agua y las arenas de la costa. Los ancestros de este grupo algal fueron los primeros microorganismos en producir oxígeno, a través de la fotosíntesis, favoreciendo así el desarrollo de una atmósfera oxigénica y consecuentemente facilitando el desarrollo de la vida. La presencia de estas algas en bajas concentraciones no implica por sí sola un riesgo para la población. De hecho, forman parte de estos ecosistemas naturalmente, y cumplen su rol captando carbono y produciendo oxígeno, por ejemplo”.

 

Sin embargo, la directora del Instituto de Limnología de La Plata explicó que el problema se presenta cuando “como ocurre en la actualidad, se dan algunas condiciones ambientales que empiezan a desequilibrar el sistema”.

“Cuando los ambientes están muy cargados de nutrientes, hay altas temperaturas y condiciones atmosféricas favorables, se reproducen muy rápidamente. El mayor riesgo es que pueden llegar a generar unas toxinas, denominadas cianotoxinas, que son peligrosas para el ambiente, como así también para los seres humanos y animales. Dependiendo del grado de concentración de cianobacterias en el agua, la ingesta puede provocar entre otras cosas alteraciones gastrointestinales o hepáticas, o daños en la piel, como distintos tipos de dermatitis”, advirtió la investigadora principal del CONICET.

 

Algas en el río

La especialista ratificó que las autoridades deben prohibir el acceso de personas a estos cuerpos de agua cuando el nivel de concentración de bacterias es tan alto y que la gente “debe evitar el contacto con el agua y la arena, particularmente los niños y niñas, porque suelen jugar y llevarse las manos a la boca, y las algas quedan en ese sedimento cargadas de toxinas”.

Algas en el río

Nora Gómez, señaló que “toda la costa del Río de la Plata es muy vulnerable a estos procesos, fundamentalmente por la alta contaminación, que produce un efecto que se conoce como eutrofización, es decir el enriquecimiento excesivo de nutrientes y materia orgánica, que es su alimento”.

 

Algas en el río

Sobre el futuro de este fenómeno que amenaza la temporada de verano en toda la costa del Río de la Plata y también la producción de agua potable en la Región, la científica comentó: “Predecir cuándo bajará la concentración de algas en la costa bonaerense es difícil, y dependerá de que cambien las condiciones ambientales. Una orientación distinta en la dirección del viento, la llegada de las lluvias y un descenso de temperatura pueden contribuir a ese proceso, aunque seguramente van a estar todo el verano”.

Y alertó sobre las algas en el río: “Estas circunstancias no hacen más que demostrarnos que hay cosas que no estamos haciendo bien, y si bien todos los veranos hay problemas relacionados con esto, se van profundizando por no atenderlos en tiempo y forma”.

“Por un lado, es necesario mejorar el tratamiento de efluentes cloacales para que la concentración de nutrientes y materia orgánica disminuya. Los procedimientos actuales no son del todo adecuados. En el mismo sentido, hay que controlar la actividad de las industrias y sus desechos. Las leyes están, hay que controlar más. Por otra parte, y fundamental, hace falta mayor educación ambiental. Ciudadanos bien educados en el tema van a contribuir mejor a que esto se cumpla, porque van a exigirlo, y sabrán qué cosas hacer desde lo cotidiano para contaminar menos”, remarcó.

 

Algas en el río

Y concluyó, sobre las algas en el río: “Hay que ocuparse, no preocuparse. No entrar en pánico, ni asustarse. Sí cuidarse, como aprendimos a hacer con relación al coronavirus. Así como nos acostumbramos al uso del tapabocas y otras medidas de higiene preventivas, con este tema tenemos que tomarnos en serio no estar en contacto con el agua y la arena. Es un fenómeno que ya va a pasar”.

 

Algas en el río

 

ABSA colocó una barrera “anti algas” en la Planta Potabilizadora pero aconsejan “guardar agua por las dudas”

Las cianobacterias siguen con mucha presencia en el Río de la Plata. La Planta Potabilizadora “Donato Gerardi” pudo volver a funcionar luego de un arduo trabajo y gracias a un cambio en la dirección del viento que disipó la presencia de algas de la costa. Sin embargo, el problema ambiental persiste.

En diálogo con Info BLANCO SOBRE NEGRO, El subsecretario de Recursos Hídricos bonaerense, Guillermo Jelinski, explicó: “Hoy pusimos una barrera para intentar contener las algas aunque no sabemos si funcionará, dependerá de la cantidad que lleguen. Por ahí logramos atenuar su ingreso a la planta. Estamos probando todo lo que se puede”.

Algas en el río

El lunes, la planta de Punta Lara debió ser paralizada por el taponamiento de los filtros debido al masivo ingreso de algas a través de la toma de agua.

Una experta del Conicet nos dijo que esto puede empezar a pasar cada 3 o 4 años, muy seguido si se tiene en cuenta que la última vez había pasado hace 30 años”, explicó Jelinski.

Algas en el río

Y adelantó: “Nos dijeron que puede durar una semana o un mes, pero no se sabe. Las algas están siempre, lo inusual es la cantidad. La bajante histórica del Río Paraná, el calor y la sequía fueron las condiciones que provocaron esta explosión”.

Sobre el funcionamiento actual de la planta “Donato Gerardi”, el funcionario bonaerense detalló: Está funcionando pero no al máximo porque estamos usando mucha agua para lavar los filtros por lo que no podemos poner en la red toda el agua potabilizada. La limpieza de filtros que normalmente se hace cada 24 o 48 horas se está haciendo cada 4 horas”.

 

Algas en el río

“Lo importante es que estamos inyectando agua a la red y bajó casi completamente el pedido de cisternas”, destacó Jelinski y aconsejó: “La gente debe seguir cuidándose, no meterse al río y guardar agua por las dudas para los próximos dos días por si vuelve a cambiar el viento y llegan masivamente las algas nuevamente”.

Por otra parte, el subsecretario aclaró que la planta nueva que fue licitada días atrás “no tenía contemplado este tipo de contingencia”, y adelantó: “Ahora estamos pensando en rever el proyecto para analizar la posibilidad de que lo tenga en cuenta”.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *