$ s

Alquileres de verano: la cláusula COVID y cómo redactarla

El área de inquilinos de la Defensoría del Pueblo bonaerense presentó dos modelos de contrato de alquileres con cláusula COVID. Las diferencias delos alquileres del verano 2021

A pocos días del inicio de la temporada de verano y con la pandemia de coronavirus todavía azotando al país y el mundo, no se descartan eventos imprevistos, cambios de fase de municipios, rebrotes, contagios o disposiciones gubernamentales que podrían alterar los planes de turistas y propietarios vinculados a alquileres en sitios turísticos.

Frente a esto, el área de inquilinos de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires aconseja incluir en los contratos un fragmento que tenga en cuenta estas variables, conocido como cláusula COVID, y propone dos modelos. Uno plantea la posibilidad del reintegro de lo abonado y el otro la entrega de un vale para usar en otra época del año.

Alquileres de Verano

Los posibles modelos orientativos que redactó la institución y resultan de utilidad para ambas partes del contrato son:

  • Cláusula COVID – Opción 1: “Ambas partes acuerdan que el cumplimiento del presente contrato de alquiler temporal, quedará condicionado al ingreso y goce efectivo del inmueble por parte del locatario y su grupo familiar en el marco de la pandemia acaecida a raíz del Covid- 19. Consecuentemente, el presente quedará sin efecto, sin devengar indemnización alguna para las partes y debiendo restituirse la sumas abonadas en concepto de canon locativo, si el locatario ve frustrado el uso del inmueble por haber sido vedado por parte del Municipio el ingreso a la localidad deX, por haber contraído él o su grupo familiar COVID-19 (debidamente acreditado mediante el hisopado correspondiente), o cualquier otra circunstancia no imputable al mismo que implique la frustración del objeto del contrato”.
  •  Cláusula COVID – Opción 2: “Ambas partes acuerdan que el cumplimiento del presente contrato de alquiler temporal, quedará condicionado al ingreso y goce efectivo del inmueble por parte del locatario y su grupo familiar en el marco de la pandemia acaecida a raíz del Covid- 19. Consecuentemente, el presente podrá quedar sin efecto, sin devengar indemnización alguna para las partes, si el locatario ve frustrado el uso del inmueble por haber sido vedado por parte del Municipio el ingreso a la localidad de X, por haber contraído él o su grupo familiar COVID-19 (debidamente acreditado mediante el hisopado correspondiente), o cualquier otra circunstancia no imputable al locatario que implique la frustración del objeto del contrato. Sin embargo, de común acuerdo, las partes pueden pactar mantenerla vigencia del contrato postergando su cumplimiento, obteniendo el locatario el reintegro de lo abonado o su equivalente en forma de crédito para ser utilizado con posterioridad, conforme oportunamente determinen los contratantes”.
Alquileres de verano: la cláusula COVID y cómo redactarla

Vale recordar que el Gobierno bonaerense confirmó horas atrás los lineamientos que seguirán ante contagios de Covid-19 confirmados en turistas o casos sospechosos y contactos estrechos durante la temperada de verano en los centros turísticos. Según el protocolo, si un turista durante su viaje o estadía tuviera algún síntoma compatible deberán adoptar una serie de medidas de prevención para evitar la propagación del virus, que incluyen períodos de aislamiento preventivo.

$100 mil por mes la carpa

Los precios de las carpas aumentaron cerca de un 30% comparado al año pasado. Mar del Plata tiene valores que varían bastante entre zonas. Los más caros son Playa Grande y La Perla. Baja un poco en Punta Mogotes y en las playas del sur de la ciudad. Alquilar por día puede variar desde 3 mil a 5 mil pesos.

Para los marplatenses que suelen alquilar por toda la temporada los precios pueden variar entre 120 y 150 mil. Es lo que a un inquilino le cuesta un monoambiente todo el año en la ciudad de La Plata, por ejemplo.

Alquileres de verano: la cláusula COVID y cómo redactarla

En el centro de Mar del Plata, se consiguen carpas por $ 45.000 tanto en la primera como en la segunda quincena de enero. En febrero, ese mismo período de tiempo baja a $ 40.000.

Fuera del centro, los precios son todavía más elevados. En Playa Grande, el día sale alrededor de $ 5000. La quincena en enero empieza en $ 53.000 y el mes llega a $ 100.000.

En febrero, los valores bajan casi un 20% hasta $ 43.000 aproximadamente, los primeros 15 días.

Los precios para la temporada completa no son menores a $125.000.

En Punta Mogotes y las playas del sur, los precios son un poquito más bajos por ahora, quizás debido la distancia del centro de Mar del Plata. En enero, la carpa cuesta $ 70.000, y la quincena, alrededor de $ 37.000. También se consiguen opciones por un día a $ 4300, por 10 días a $ 27.000 y por semana a $ 20.000.

https://twitter.com/jopawa/status/1331367425858789391?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1331367425858789391%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Finfocielo.com%2Fprecios%2F80-100-mil-pesos-mes-alquiler-carpas-n504643

En tanto, el precio mensual promedio de las sombrillas en enero arranca en $ 70.000 , mientras que en febrero sale $ 55.000 el mes. La quincena vale alrededor de $ 30.000 y el día cuesta a partir de $ 2000.

En las redes sociales los futuros usuarios se asombran de los elevados costos de las carpas en las playas y despotrican contra quienes, aseguran, se aprovechan de la situación de la pandemia, con muchas personas quedándose en el país sin irse al exterior.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *